martes, 13 de enero de 2009

Duda

Con la lengua a medio morder, las palabras medio dichas y las manos en los bolsillos… no sé si quiero y no puedo o si puedo y no quiero. Y vuelvo a mí de nuevo retomo el camino por donde lo dejé he dejado atrás lo que no sirve y me he guardado lo que alumbra, redescubriendo los olores de la infancia, pretendiendo soñar con la piel y sentirme realidad, para seguir caminando con las manos en los bolsillos, con la lengua a medio morder y sin saber si quiero y no puedo o si puedo y no quiero desprenderme de la duda.


4 comentarios:

ende dijo...

El encanto de la incertidumbre, del no saber qué pasará. Las respuestas escondidas tras las preguntas. Conocer lo que ya pasó y descubrir lo que quede por venir...

carmen moreno dijo...

No hay nada peor que la duda, Migue, pero es de donde se crece y tengo muy claro que tú vas a ser mu grande.

MiLaGroS dijo...

Me encanta este poema ¡enhorabuena!.
Es la primea vez que entro a leerte
pero seguiré haciendolo.
Yo creo que no hay que desprenderse de la duda nunca. La duda te hace estar alerta y en constante búsqueda.
Un abrazo. milagros

Nokenicus dijo...

Hola, pasando a saludar y tambien para invitarte a que pases y veas mi blog a ver si encuentras algo de tu agrado y si te gusta intercambiemos enlaces, una suerte de fucionar dendritas o algo asi diria yo,je.
Saludos y hasta la proxima.